miércoles, 29 de diciembre de 2010

Una década más

Contando las horas estamos ya, las horas que nos separan de un año nuevo. Iba yo dispuesta a escribir la entrada de propósitos de año nuevo cuando, me doy cuenta, de que este fin de año es especial, porque no sólo despedimos un año, sino una década. Y solo al entrar en mi mente este pensamiento me han venido imágenes de acontecimientos que me han marcado durante estos diez años. Algunos nos han afectado a todos, otros solo a mi, pero sea como sea, he aquí mi década prodigiosa ;)

2001: Cuando pienso en este año lo primero que recuerdo es que tenía 15 añitos, eso y como no, los atentados del 11-S. Creo que nadie olvidará lo que estaba haciendo ese día a las tres de la tarde mas o menos. En mi caso, comía un plato de macarrones con tomate mientras veía como en las noticias de Telecinco se decía que una avioneta se había estrellado contra una de las Torres Gemelas. Qué mala suerte pensé yo en ese momento. Lo que ocurrió después todos lo sabemos. Será algo que contaremos a nuestros hijos y nietos 


2002: Año capicúa en el que acabo la ESO. Entra el Euro en todo su esplendor (aunque he de reconocer que, a día de hoy, sigo calculando las cantidades grandes en pesetas) y en el que el redondeo (que nooo, no iba a encarecer los precios) le hizo la puñeta a nuestros bolsillos. Y como no, año en el que un petrolero llamado Prestige inundó las costas gallegas de chapapote sin que nadie hiciese nada por impedirlo.



2003: Un buen año para mi. Gracias a un programa Leonardo del Instituto me voy de intercambio a Italia durante 10 días. Conocí Florencia, Venecia, Siena, Bolonia... y pasé unos grandes momentos lejos del control parental. He de reconocer que cuando veo las fotos de aquel viaje me da vergüenza, porque estoy algo irreconocible. Luego os pongo la comparativa para que me contéis que os parece ;). Precisamente estando en Italia estalló la guerra de Irak, y comenzó en España el movimiento no a la guerra. Luego con el tiempo supimos que, como ya todos imaginábamos, no había ni rastro de armas allí. Que pena que tuvieran que pasar tanto años para que se reconociera

2004: Con 18 añitos acabo el instituto y llega el momento de decidir qué hacer con mi vida. A pesar de la opinión de mis padres (que querían que hiciese "algo más") me matriculo en la facultad de magisterio. Decido que quiero compartir lo que más me gusta (el inglés) con los niños, que me encantan. Pero antes de todo eso, un horrible día de marzo nos golpean con un mazo y en unos trenes muchos inocentes pierden la vida.  Es también el año en el que Zapatero sale elegido como presidente del gobierno, y en el que gracias  a otra beca viajo a Cambridge. En ese momento no lo se, pero ese viaje va a cambiar mi vida. Gracias a el conozco a el hombre de mi vida, y comenzamos nuestra historia juntos (para mas información de nuestra increíble historia, pinchad aquí) No puedo acabar este año sin recordar a aquel maldito tsunami que, ya por diciembre, se llevó a tantas personas. 





2005: Llegamos al ecuador y el planeta se sigue tomando la venganza. Un huracán con nombre de mujer (Katrina) deja Nueva Orleans sumergida y a la administración Bush con el culo al aire. También es el año en el que muere el papa Juan Pablo II. No soy católica, pero reconozco que lo prefería al actual.



2006: No tengo muchos recuerdos de este año la verdad. La única imagen que me viene a la mente es el conocido cabezazo de Zidanne en la final del mundial. Pobrecito, toda una carrera impecable tirada por la borda por un momento de pérdida de papeles.








2007: El último año en la facultad comienza con otra beca (como veis he viajado mucho y gastado poco en estos año). En esta ocasión el destino es Liverpool, lo cual para una amante de los Beatles como yo fue como una estancia en el paraíso. Descubrí una ciudad encantadora y la nieve (que por aquí por Sevilla no abunda demasiado). Y por supuesto, es el año del famoso Por qué no te callas del Rey a Chávez. Me encanta como sale de la nada, dice la frase y vuelve a desaparecer. No soy monárquica, pero en ese momento simpaticé bastante con el Rey (que dicho sea de paso me cae mucho mejor que el estirado del principito)


2008: Acabada la carrera, comienzo a prepararme las oposiciones, aunque aún quedan lejanas más vale emplearse a fondo. Este año pasará a la historia por la llegada a la Casa Blanca del primer presidente negro (aunque para mi es mas bien café con leche) y su Yes We Can. No he visto en mi vida mejor campaña de marketing la verdad. Año de olimpiadas y en el que por fin veo a la selección de fútbol levantar un trofeo: la Eurocopa que conseguimos con ese gol de Torres (preludio de lo que vendría dos años después). En cuanto a viajes me toca conocer Roma este año y pocos días antes de salir, un desgraciado (y aún no aclarado) accidente de avión de Spanair inicia en mi una creciente fobia a volar.


2009: No me gustó mucho el comienzo del año. Mi abuelo, un segundo padre para mi, se nos fue dejando un gran vacío. A los pocos meses mi vecina Marta no aparece después del fin de semana me dicen los abuelos angustiados. No se preocupe Jose Antonio, seguro que se ha quedado con una amiga. Cómo saber en ese momento que Marta del Castillo nunca aparecería, y que la vida de mi bloque nunca sería igual. Un caso que me hizo vivir en primera persona lo asqueroso del morbo y la ansia de carnaza de nuestra sociedad. Año también en el que consigo el mayor logro de mi vida: aprobar las oposiciones. Comienzo a trabajar y encima en el colegio en el que estudié de pequeña ¿Qué mas se puede pedir? Sin olvidar que fue el año en el que el Rey del Pop se fue sin avisar.


2010: Ya se acaba la década. Me he convertido en funcionaria de carrera y sigo trabajando (a espera de destino definitivo) al lado de casa. He visto lo increíble, que la roja, la que siempre nos defraudaba, levantase la copa de campeones del mundo. Si no lo veo no lo creo. Un año que comenzó con un terrible terremoto en Haití del que parece nos hemos olvidado ya, en el que 33 mineros atrapados coparon miles de minutos de televisión y, en el que un hombre y sus filtraciones tienen temblando a mas de un poderoso.



He aquí mi resumen de diez años, unos años en los que he cambiado en todos los sentidos. Y para muestra una imagen. Juzgad vosotras porque, a veces, cualquier tiempo pasado no fue mejor


Servidora en Italia. Año 2003


Servidora os desea Felices Fiestas en la actualidad

¿Cuáles han sido las historias que han marcado vuestra década?

Besos y que el año nuevo os traiga miles de momentos para recordar. 








6 comentarios:

Marta dijo...

Precioso la entrada! me ha parecido muy interesante! y bueno vaya cambio que has dado, aunque eso nos pasa a casi todas jejej un besoo wapa!!

Miss Potingues dijo...

Me ha gustado esta retrospectiva y el cambio que has pegado. Estás mucho más guapa ahora.
Un besazo!

Sagavica dijo...

Me ha 'gustado' la entrada (bueno, las cosas buenas, claro está).
Por cierto, estás guapisisisisisíma!

Besitos!

Soñando ante mi espejo dijo...

Me ha encantado! Muy buena entrada! Decirte que como los buenos vinos has ganado con los años, aunque la adolescencia es una mala época para todas en ese aspecto creo. Besitos y próspero año nuevo

http://yoantelespejo.blogspot.com/

In Palace dijo...

Hola guapa! me ha encantado tu post! muchas cosas pasan durante los años que luego se quedan en el recuerdo pero que marcaron mucho en su momento...


atrevete cn las pestañasa guapa! que quedan muy bien!!!

feliz año nuevo :D:D

besos cathy

la chica de la máscara dijo...

Que tengas un año estupendo preciosa!
muaks