miércoles, 6 de octubre de 2010

Guerra de limpiadoras




Hola holita blogueras! ¿Cómo lleváis la semana? La mía está siendo completita. La comencé con fiebre y la garganta bastante fastidiada, pero no me podía quedar en casa (y no sería por falta de ganas), ya que el martes me tocaba jornada intensiva de cole. Y es que, aunque es un dato que desconoce la mayoría de los mortales, l@s maestr@s nos tenemos que quedar un día por la tarde para hacer cosas varias. En mi caso esa tarde es la del martes y esta en concreto me deparaba la maravillosa reunión inicial con los padres de mis nenes. Pero eso es otra historia que se merece un post aparte.

Para colmo de males estamos reformando el baño, lo cual quiere decir que si tengo ganas de hacer pis más vale que me den cuando esté en el cole o pueda aprovechar en algún bar/local con baño. Ya ni os hablo del "momento All Brawn", que es de lo que peor llevo. Todo esto del baño implica que me tengo que duchar en casa de mi señor esposo, y claro, no es lo mismo. Para mi la ducha es el momento de relajación del día, en el que me pongo mis potingues varios y desconecto de todo. Lo de los potingues he tenido que reducirlo ligeramente. Pero hay un paso que no me salto nunca: el momento limpiador. Y aquí es donde entra el tema del post. Porque sí, va de potis, no de señoras peleando fregona en ristre. Os voy a hacer mi humilde comparación de estos dos limpiadores faciales: Gel Nettoyant Eclat du Jour de Clarins y el famosísimo Cetaphil.
Comencemos con el competidor de Clarins. Siempre había querido probar algo de esta marca, pero pensaba que se escapaba ligeramente de mis posibilidades económicas. Eso fue hasta que escuché que habían lanzado una línea joven, y dado que me había quedado sin limpiador me decidí a probar. La verdad es que no recuerdo cuánto me costó exactamente, pero creo que rondaba los 10 euros por 75 mililitros de producto. Sus principales componentes son el extracto de raíz de jabonera ( de propiedades espumosas y limpiadoras),  extracto de granos de moringa (neutraliza los efectos de la contaminación ambiental), y un poco de ácido salicílico que se encarga de controlar los granitos.
Su textura es bastante densa, "pastosa", pero tiene un olor que me encanta, así como cítrico. En la página de Clarins recomiendan retirarlo con agua fresca por la mañana para aportar algo de luminosidad a la piel. Y es cierto que este limpiador da algo de luz. No es una cosa exagerada, pero si que consigue que la mala cara del madrugón sea menos aterradora. Con un poco de producto notas la cara muy limpia, con una sensación genial. Me ha durado unos cinco meses usándolo mañana y noche. La verdad es que acabé muy contenta con este limpiador.



Vamos ahora con el siguiente competidor: el archiconocido Cetaphil. De venta en farmacias, hay dos formatos: de 200 y de 500 mililitros. No me preguntéis cuánto cuesta porque no me acuerdo. La primera vez que lo compré (hará año y medio) compré el de 200 y creo que fueron 15 euros o algo así, pero no me hagáis mucho caso. Esta loción está indicada para todo tipo de pieles debido a su alta tolerancia. A diferencia del anterior, este limpiador puede ser retirado sin agua, con un tissue, pero personalmente, no me gusta la sensación que deja en mi piel usando este método. Se aplica con masajes circulares, pero no esperéis que haga espuma, pues os podéis desollar la cara. Con Cetaphil sólo conseguiréis una ligera espumilla, pero nada más. Está indicada por dermatólogos y se usa hasta con las irritaciones de los bebés. A mi me recuerda el olor al de las cremitas que usaban con mi hermano cuando acababa de nacer. No deja la piel nada tirante y dura lo que no hay en los escritos. Con un poquito tienes para toda la cara. El bote de 200 mililitros me duró un año, usándolo mañana y noche.

Tras esta comparación, he de decir que por ahora apuesto por el Cetaphil. No por nada, sino por el tema económico. Los resultados de ambas lociones son geniales, pero la relación calidad precio hace que mi balanza se incline hacia el Cetaphil. Además, acabo de comprar por ebay dos botes de los grandes por 25 euros con gastos incluídos (parece que en Estados Unidos es mucho más barato)

Espero que os sea útil esta humilde comparativa.

Besos


1 comentarios:

Yoli dijo...

Probare el Cetaphil cuando termine el que tengo, gracias por la info y espero que se termine tu problema con la hora de la ducha jajajajaja


Soy Yoli del foro Chicas al poder

Besosssss